San Francisco de Asis

 

Aspectos importantes

 

 

 

ORACION POR LA PAZ

 

Señor , haz de mi un instrumento de tu paz:

Que donde haya odio, ponga yo amor;

donde haya ofensa ponga yo perdón;

donde haya discordia ponga yo armonía;

donde haya error , ponga yo verdad;

donde haya duda, ponga yo la fe;

donde haya desesperación, ponga yo la esperanza;

donde haya tinieblas ponga yo la luz;

donde haya tristeza ponga yo alegría.

Maestro:

Que no busque ser consolado sino consolar;

Que no busque se comprendido sino comprender;

Que no busque ser amado sino amar;

Porque dando es como recibo;

Perdonando es como tu me perdonaras;

Y muriendo en ti, nazco para la vida eterna.

San francisco de Asís.

 

ORACION ANTE EL CRUSIFIJO DE SAN DAMIAN

 

¡Oh alto y glorioso Dios!, ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta, sentido y conocimiento, Señor, para que cumpla tu santo y veraz mandamiento.

 

ALABANZAS AL DIOS ALTÍSIMO

 

Tú eres el santo, Señor Dios único, el que haces maravillas (Sal 76,15).
Tú eres el fuerte, tú eres el grande (cf. Sal 85,10), tú eres el altísimo, tú eres el rey omnipotente; tú, Padre santo, rey del cielo y de la tierra (cf. Mt 11,25).
Tú eres trino y uno, Señor Dios de dioses (cf. Sal 135,2); tú eres el bien, todo bien, sumo bien, Señor Dios vivo y verdadero (cf. lTes 1,9).
Tú eres el amor, la caridad; tú eres la sabiduría, tú eres la humildad, tú eres la paciencia (Sal 70,5), tú eres la hermosura, tú eres la mansedumbre; tú eres la seguridad, tú eres la quietud, tú eres el gozo, tú eres nuestra esperanza y alegría, tú eres la justicia, tú eres la templanza, tú eres toda nuestra riqueza a saciedad.
Tú eres la hermosura, tú eres la mansedumbre, tú eres el protector (Sal 30,5), tú eres nuestro custodio y defensor; tú eres la fortaleza (cf. Sal 42,2), tú eres el refrigerio.
Tú eres nuestra esperanza, tú eres nuestra fe, tú eres nuestra caridad, tú eres toda nuestra dulzura, tú eres nuestra vida eterna, grande y admirable Señor, omnipotente Dios, misericordioso Salvador

 

BENDICIÓN AL HERMANO LEÓN

 

El Señor te bendiga y te guarde; te muestre su rostro y tenga piedad de ti. Vuelva a ti su rostro y te conceda la paz. El Señor te bendiga, hermano León (cf. Núm 6,24 - 27).

 

EXHORTACIÓN A LA ALABANZA A DIOS

 

Temed al Señor y rendidle honor (Ap 14,7). Digno es el Señor de recibir la alabanza y el honor (cf. Ap 4,11) Alabad al Señor todos los que le teméis (cf. Sal 21,24). Salve, María, llena de gracia, el Señor está contigo (Lc 1,28). Alabadlo, cielo y tierra (cf. Sal 68,35). Ríos todos, alabad al Señor (cf. Dan 3,78). Hijos de Dios, bendecid al Señor (cf. Dan 3,78).
Este es el día que hizo el Señor; alegrémonos y gocémonos en él (Sal 117,24). ¡Aleluya, aleluya, aleluya! ¡Rey de Israel ! Todo espíritu alabe al Señor (Sal 150,6). Alabad al Señor, porque es bueno (Sal 146,1); todos los que leéis esto, bendecid al Señor (Sal 102,21).
Criaturas todas, bendecid al Señor (cf. Sal 102,22). Todas las aves del cielo, alabad al Señor (cf. Dan 3,80; cf. Sal 148,7 - 10). Niños todos, alabad al Señor (cf. Sal 1 12,1). Jóvenes y doncellas, alabad al Señor (cf. Sal 148,12).
Digno es el cordero que ha sido degollado de recibir alabanza, gloria y honor (cf. Ap 5,12). Bendita sea la santa Trinidad e indivisa Unidad. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.

 

CANTICO DE LAS CRIATURAS

 

Bendito seas mi Señor con todas tu criaturas

especialmente por el hermano sol que se parece a Ti.

Bendito seas mi Señor por la luna y las estrellas

las has formado preciosas y bellas claras en la oscuridad.

 

Omnipotente altísimo mi buen Señor,

tuyos son la gloria y el honor y toda bendición .

 

Bendito seas mi Señor por el tiempo nublado y sereno

y por el viento que nos despeja golpeando

nuestra cara.

Bendito seas mi Señor, por la limpia hermana agua,

ella es útil, humilde y casta se cuela por nuestro interior.

 

Bendito seas mi Señor, por nuestro hermano fuego

él es alegre robusto y bello nos da luz y calor.

Bendito seas mi Señor, por la hermana madre tierra

produce frutos flores y hiervas nos sostiene y nos lleva.

 

Bendito seas mi Señor, por nuestra hermana muerte

de la que nadie puede escapar alabar y bendecir.

Bendito seas mi Señor, por la hermana amistad

la cual es muy necesaria para el corazón del hombre

 

PARÁFRASIS DEL PADRENUESTRO

 

¡Santísimo PADRE NUESTRO: creador, redentor, consolador y salvador nuestro!
QUE ESTÁS EN LOS CIELOS
: en los ángeles y en los santos; iluminándolos para conocer, porque tú, Señor, eres la luz; inflamándolos para amar, porque tú, Señor, eres el amor; habitando en ellos y colmándolos para gozar, porque tú, Señor, eres el bien sumo, eterno, de quien todo bien procede, sin quien no hay bien alguno.
SANTIFICADO SEA TU NOMBRE : clarificada sea en nosotros tu noticia, para que conozcamos cuál es la anchura de tus beneficios, la largura de tus promesas, la altura de la majestad y la hondura de los juicios (Ef 3,18).

VENGA A NOSOTROS TU REINO: para que reines tú en nosotros por la gracia y nos hagas llegar a tu reino, donde se halla la visión manifiesta de ti, el perfecto amor a ti, tu dichosa compañía, la fruición de ti por siempre.
HÁGASE TU VOLUNTAD, COMO EN EL CIELO, TAMBIÉN EN LA TIERRA: para que te amemos con todo el corazón (cf. Lc 10,27), pensando siempre en ti; con toda el alma, deseándote siempre a ti; con toda la mente, dirigiendo todas nuestras intenciones a ti, buscando en todo tu honor; y con todas nuestras fuerzas, empleando todas nuestras energías y los sentidos del alma y del cuerpo en servicio, no de otra cosa, sino del amor a ti; y para que amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos, atrayendo a todos, según podamos, a tu amor, alegrándonos de los bienes ajenos como de los nuestros y compadeciéndolos en los males y no ofendiendo a nadie (cf. 2 Cor 6,3).
EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA: tu amado Hijo. nuestro Señor Jesucristo, DÁNOSLE HOY: para que recordemos, comprendamos y veneremos el amor que nos tuvo y cuanto por nosotros dijo, hizo y padeció.
Y PERDÓNANOS NUESTRAS DEUDAS : por tu inefable misericordia, por la virtud de la pasión de tu amado Hijo y por los méritos e intercesión de la beatísima Virgen y de todos tus elegidos.
Así COMO NOSOTROS PERDONAMOS A NUESTROS DEUDORES : y lo que no perdonamos plenamente, haz tú, Señor, que plenamente lo perdonemos, para que por ti amemos de verdad a los enemigos y en favor de ellos intercedamos devotamente ante ti, no devolviendo a nadie mal por mal (cf. lTes 5,15), y para que procuremos ser en ti útiles en todo.
Y NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN : oculta o manifiesta, imprevista o insistente.
MAS LÍBRANOS DEL MAL: pasado, presente y futuro. Gloria al Padre...

 

 

 

 

 
 

WebMaster: Cristian Alexander Bautista Zambrana